Titanic. El final de unas vidas doradas
Hugh Brewster

Historia , ,

Titanic. El final de unas vidas doradas

eBook ofrecido por Playster
¡libros ilimitados!

Ensayo disponible en Español


El 15 de abril de 1912 los telégrafos del mundo entero no dejaban de repiquetear, anunciando la peor tragedia marítima en tiempos de paz: el gran transatlántico Titanic, que había iniciado su viaje inaugural cinco días antes, acababa de hundir ...

Puedes comprarlo a través de tiendas externas


5€ Gratis en Amazon con Fintonic




Enlaces para su descarga
Nombre: Titanic. El final de unas vidas doradas


Escrito por: Hugh Brewster

Traducido por: Guillem Sans Mora

Tipo de documento: EPUB   

Tipo: No Ficción

Género: Ensayo

Temas: Historia , ,

Número de páginas: 343

Idioma del fichero: Español

Año de publicación: 2012

ISBN: 9788426420268

Contiene ilustraciones y Contiene anotaciones



SINOPSIS:

El 15 de abril de 1912 los telégrafos del mundo entero no dejaban de repiquetear, anunciando la peor tragedia marítima en tiempos de paz: el gran transatlántico Titanic, que había iniciado su viaje inaugural cinco días antes, acababa de hundirse en las aguas cercanas a las costas de Terranova, dejando un saldo de mil quinientos pasajeros muertos.

Hoy, cuando se cumplen cien años de la desaparición del mítico barco, Hugh Brewster, un experto que lleva veinticinco años dedicado a la investigación del caso, nos describe la vida de los hombres y mujeres privilegiados que cenaban, bailaban y conspiraban a bordo, componiendo el espléndido retrato de una época que vio en aquel naufragio la escenificación de su crepúsculo.

Brewster lleva al lector dentro de ese gran hotel flotante, mostrando sus suntuosos salones, y nos acerca a personajes tan extraordinarios como el artista y escritor Frank Millet, los millonarios John Jacob Astor y Benjamin Guggenheim, o lady Lucile Duff-Gordon, una de las damas que marcaban la moda del momento, para bajar luego a los camarotes de segunda y tercera clase y finalmente a la sala de máquinas. A través de estas páginas y de las fotografías que las acompañan, seremos testigos del primer viaje del Titanic y de los momentos gloriosos de una época que, ufana y ciega, bailaba su último vals.




Deja un comentario



Captcha

Información y reglas